TUTELAS, CURATELAS Y ADOPCIONES

Home » DERECHO CIVIL » TUTELAS, CURATELAS Y ADOPCIONES

Un menor, o una persona incapacitada judicialmente, necesita unas medidas de protección legal contempladas en nuestra legislación cuyo objetivo es proteger sus derechos e intereses.

La tutela y la curatela son dos tipos de protecciones legales para estas situaciones.

Tutela:

Este tipo de protección se constituye, a través de un proceso judicial para:

  • Menores no emancipados que no se encuentran bajo la patria potestad de sus progenitores
  • Mayores de edad pero declarados incapaces
  • Menores en desamparo

Para estos casos, se designa una persona, que será el tutor y que entre otras obligaciones deberá hacerse cargo de su educación y formación.

El juez designará a un tutor entre: cónyuge, ascendientes de uno de los progenitores, hermanos, descendientes. También puede ser designado un tercero sin relación familiar. El juez solo tendrá en cuenta quién, a su juicio, está más capacitado para ejercer como tutor.

Curatela:

La curatela es una medida de protección para:

  • Menores emancipados: Se trata de aquellos menores de 18 años pero mayores de 16 que han conseguido la emancipación, es decir, la capacidad de disponer de sí mismo y sus bienes con libertad. La emancipación tiene unas limitaciones: no pueden pedir préstamos, enajenar bienes inmuebles o de gran valor etc. sin la autorización de sus padres o tutores. En el caso de la curatela, los padres del menor o bien han fallecido o bien se han declarado incapaces por lo que debe nombrarse a un curador.
  • Pródigos: Aquellos declarados judicialmente incapaces para administrar sus bienes.

La curatela se constituye como la vía para completar la capacidad de los menores emancipados o pródigos que no tienen plena capacidad para la realización de todo tipo de actos o están incapacitados para ello.

En nuestro Despacho de abogados estamos especializados en estas materias para ofrecerle todo tipo de soluciones en relación con procesos de Tutelas, Curatelas y Adopciones.